Hablemos de paz


Compártelo

001“No hay camino para la paz, la paz es el camino”. Mahatma Gandhi

Hablar de la paz es hablar más allá de la ausencia de violencia. Pudiéramos decir que es la tranquilidad que viene dada por la unidad de las voluntades de los seres humanos; es el valor o también visto como derecho que otorga entereza sin conflictos o guerras y por ende se funda sobre la verdad, la justicia y la libertad.

En pocas palabras, la paz significa no sólo la reducción de todo tipo de violencia, sino una condición imprescindible para que los problemas puedan ser cambiados con genio y haciendo uso de acciones no violentas.

VicenC Fisas señala “creamos paz en la medida que somos capaces de transformar los conflictos en cooperación, de forma positiva y creadora, reconociendo a los oponentes y utilizando el método del diálogo” (Fisas, 1998).

Aunque suene fácil decirlo, la paz vista como justicia social es un asunto complejo y difícil y por ende una obligación de todas y todos en construirla.

Día Internacional de la Paz

La  Asamblea General de Naciones Unidas ha declarado el 21 de septiembre el Día Internacional de la Paz. Fecha en la que se consagra el fortalecimiento de los ideales de paz, tanto entre todas las naciones, como en todos los pueblos así como entre los miembros de cada uno de ellos.

Este año el tema elegido durante la cumbre de líderes mundiales celebrada en Nueva York en septiembre de 2015 por 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas son 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible: elementos constitutivos de la paz.

Estos Objetivos de Desarrollo Sostenible son elementos necesarios para lograr la paz en nuestra realidad actual. Los desafíos planteados son: poner fin a la pobreza, el hambre, garantizar una vida sana y promover el bienestar, garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todas y todos, reducción de las desigualdades sociales, promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenido, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente, la degradación ambiental, las enfermedades, la corrupción, la discriminación, entre otros.

Pero antes de avanzar dejemos claro qué es el desarrollo sostenible. Se puede decir que es aquel que busca satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades para satisfacer las necesidades de las generaciones futuras. Por ende, son elementos indispensables para sentar las bases de una verdadera paz.

Instrumentos que reconocen la paz

La paz es un valor universal que además cuenta con un largo proceso histórico  en las diversas culturas existentes del mundo y el cual se ha concebido en los diferentes documentos.

Coexistir en paz, además es un derecho humano reconocido a través de un marco jurídico que alimenta la democracia y representa un gran reto para la humanidad.

·         Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial Extraordinaria N° 36.860 de fecha 30 de diciembre de 1.999.

·         Declaración Universal de Derechos Humanos. Adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948.

·         Declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz. Adoptada por la Asamblea General en su resolución 39/11, de 12 de noviembre de 1984.

·         Declaración del Milenio. Resolución aprobada por la Asamblea General.

·         Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz.

·         La Resolución 5 (XXXII) de la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de 27 de febrero de 1976. Reconocimiento de la Paz como derecho.

·         Entre otras.

Cultura de Paz

Los valores, las actitudes, el comportamiento y las formas de vida que contribuyen a la no violencia y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales de cada ser humano conforman la cultura de paz. Simplemente esta se caracteriza por la diversidad, la aceptación del derecho de las personas a ser diferentes, a la libertad de información y expresión, seguridad económica y el desarrollo, así como la plena participación, entre otras.

La cultura de paz, debe en definitiva contribuir a la transformación reflexiva de la realidad violenta para construir espacios de convivencia.

Resumen

La Paz es un principio, un valor, un derecho que, se afianza en la justicia, la verdad, la solidaridad en las relaciones sociales, con la intención de que la vida humana se encuentre garantizada mediante un sistema social en el que los conflictos no se resuelven mediante la fuerza, sino mediante el diálogo y otras formas de acción social no violentas, del cual todos y cada uno somos parte.

Juderkis Aguilar en Correo del Orinoco  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *