Recordando 28 años de horror e impunidad “El Caracazo”


Compártelo

   

“En esos días me asomé para guindar (colgar) ropa en el tendedero. Cargaba puesto un reloj que brillaba con el reflejo del sol. Seguro la policía y el Ejército pensó que era un arma y por eso me dispararon. La bala me pasó cerquita, pegó en la pared y saltó. Un pedazo de la pared se introdujo en mi brazo”. (Tomado de la nota de AVN: “A 20 años del Caracazo: Cuatro millones de balas se dispararon contra un pueblo desarmado”)

 

El pueblo venezolano no debe olvidar el 27 de febrero de 1989 y las consecuencias que dejaron a las víctimas y a sus familiares. El gobierno de Carlos Andrés Pérez ordenó a todas las policías, los cuerpos de seguridad y las fuerzas militares que impusieran el orden a sangre y fuego. Ese día vivimos el horror de ver a muchas personas asesinadas, desaparecidas, detenidas y torturadas por la brutal represión durante el estallido social, que se suscitó en Caracas y en el interior del país.

 

Los hechos del Caracazo deben estar presente en la menoría de todas y todos especialmente en las autoridades, así como los agentes policiales y militares, quienes tienen una deuda con estos hombres y mujeres que se atrevieron a exigir sus derechos y fueron callados con armas. Han pasado 28 años y seguimos trabajando por la defensa y la promoción de los derechos humanos, en contra de la impunidad y el olvido.

La Red de Apoyo por la justicia y la Paz se solidariza como todos los años con los familiares de las víctimas del Caracazo y con todas las defensoras y defensores de derechos humanos que han asumido la defensa como una opción de vida y recuerda 28 años de una fecha teñida de sangre, un día en el que muchas familias vivieron la represión y que hasta el momento se sigue exigiendo justicia y reparación por esos lamentables hechos.

Como organización social que tiene 32 años en la defensa de los derechos humanos de personas víctimas de abuso policial y militar se sigue haciendo públicas las exigencias a las autoridades en cuanto al respeto de las garantías de las condiciones venezolanas para evitar que se repitan situaciones como la que estremecieron a la opinión pública nacional e internacional durante aquellos hechos. Lo vivido en aquella ocasión no se debe repetir jamás en el país.

 

¡Apostando por la vida!

Servicio de Comunicación 

redapoyojusticiaypaz@gmail.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *